Porque las mejores cosas de la vida llegan así, de sorpresa, cuando menos lo esperas...

lunes, 19 de septiembre de 2016

"Tengo que escribirte estas cosas cuando quisiera no escribirte ni decirte nada, sino abrazarte y besarte en silencio, y mirarte, y sentirte a mi lado y estar juntos no más, así, todo el tiempo..."

martes, 16 de agosto de 2016

Mentiría si te dijera...

Mentiría si te dijese que no pienso en ti cada día. Mentiría si te dijese que no eres lo primero que me pasa por la cabeza al despertar, también mentiría si te dijese que cuando intento conciliar el sueño no pienso en ti. Mentiría si te dijese que cada vez que oigo tu nombre no se me encoje el corazón. Mentiría si te dijese que no echo de menos hablar contigo todos los días. Mentiría si te dijese que no te sentía cerca de pesar de la distancia. Mentiría si te dijese que las palabras que me dijiste no rondan por mi cabeza cada segundo. Mentiría si te dijese que no soy capaz de reproducir tu rostro con solo cerrar los ojos y mentiría si te dijese que haciendo un pequeño esfuerzo no soy capaz de sentir tu esencia. Mentiría si te dijese que no siento un vacío enorme en mi vida. Mentiría si te dijese que mi corazón no ha sufrido por perderte. Mentiría si te dijese que nunca me he levantado con los ojos pegados por haber llorado incluso en sueños. Mentiría si te dijese que no te echo de menos. Mentiría si te dijese que no sentía morir cuando supe que te estaba perdiendo y mentiría si te dijese que no sentí morir cuando te perdí. Mentiría si te dijese que no he fallado, que no he mentido, que no me he equivocado. Mentiría si te dijese que no eres el protagonista de mis sueños y también mentiría si te dijese que no tuve el más bonito de todos ellos contigo. Mentiría si te dijese que no echo de menos el sonido de tu voz. Mentiría si te dijese que no me llenaste de amor. Mentiría si te dijese que no me gustó que me amaras después de haberme amado, ni besarme tras haberme conquistado, ni que tus palabras se me clavaron cuando me las dedicaste tras haber llorado. Mentiría si te dijese que entiendo porque me has dejado.  Mentiría si te dijese que ya no te amo.

Pero ya basta de mentiras, porque ya me estoy engañando a mi misma.

No fue fácil hacerme a la idea de que ya no querías formar parte de mi vida. Me cuesta mucho olvidarte y es un sufrimiento darme cuenta de que cualquier cosa me recuerda a ti.
En este tiempo, si hubieses sentido algo por mi, o si hubieses querido saber algo de mi, supongo que podrías haber hecho algo, pero no ha sido así. En ocasiones pienso que nunca llegaste a valorar nada de lo que intenté hacer por ti. Yo solo intentaba sacar adelante el amor que nos habíamos prometido y me esforcé.

No me queda más que desearte que seas feliz, que encuentres a quien te dé todo lo que yo no te di, a quien te ame todo lo que yo no te amé, a quien pueda estar a tu lado siempre, a quien pueda abrazarte cada que lo deseé, quien cuide de ti, quien luche contigo, quien de a tu vida un sentido.

Adiós mi amor, adiós para siempre, nunca olvides cuánto te amé y espero que si algún día me recuerdas, ese recuerdo mío te haga sonreír y ojalá que algún día comprendas que en lo mucho o poco que yo te di, también te di mi corazón.

Por que tuvo que ser él

Sí, sé que pudo haber sido cualquiera,
El que me rompiera el corazón,
El que destruyera mis anhelos e ideas,
Por el que perdiera la razón.
Pero no sé porque tuvo que ser él,
Lo hubiera esperado de alguien más,
De quien no prometiera las estrellas,
Y me dejara como una estupida más.
Pero nimodo así es la vida, así tenia que ser,
Él se fue y se llevo mi vida,
No creo que lo vuelvan a amar como lo amé.
Pero realmente no importa, no quiero saber más,
De esa persona tan tonta que mi amor no supo valorar.
Solo recuerdo una cosa, una frase que no he de olvidar,
Y para que vea que no hay rencores se la voy a dedicar.
Al perderte yo a ti, tú y yo hemos perdido,
Yo porque tú eras lo que más amaba,
Tú porque yo era la que más te amaba,
Pero de nosotros dos tú pierdes más,
Porque yo podré amar a otros como te amaba a ti,
Pero a ti nunca te amarán como te amaba yo.

Hoy quiero llorar

Si, hoy tengo ganas de llorar, de permitir que mis lágrimas se deslicen como lava por mis mejillas, para que quemen poco a poco esta tristeza insostenible que me abraza sin poder escapar de ella.
Hoy quiero llorar quizás sin ninguna razón o por muchas, no lo se, no lo quiero saber, solo quiero permitir que el llanto se apodere de mi para que en gritos explote la nostalgia que me acompaña.
Hoy quiero llorar, sin pensar en nada ni en nadie, quiero cerrar mis ojos para no ver la luz oculta tras la sombra de mi llanto, hoy quiero... que él sea el dueño de mis pensamientos.
Hoy quiero llorar y en un suspiro gritarle al viento que me deje sola para no escuchar sus murmullos
Hoy quiero llorar hasta que mi llanto me deje árida de emociones, para volver a sentir mágicas sensaciones.
Si, alguna vez nos pasa, existe un día en que solo queremos llorar, no importa que un lindo sol ilumine el día, ni que el viento susurre suavemente la mágia de la vida, no bastan mil te quieros, para desvanecer el llanto que brota como río de nuestros ojos sin poderlo evitar.
Hoy solo quiero llorar... por favor déjame llorar...

Te estoy amando

Te estoy pensando 
Y no puedo ocultarlo, 
Te estoy extrañando 
Y no puedo negarlo, 
Te estoy amando 
Y ya no se como evitarlo. 
Te has convertido en el mayor de mis anhelos, 
En el más profundo de mis deseos. 
Y ya no se como callar lo que siento, 
Si te encuentro en todas partes, 
Si te llevo tan pegado a mi piel, 
Si en tu ausencia te recuerdo, 
Y en tu presencia me pierdo. 
Si la pasión que me das 
No la pude encontrar en ningún otro lugar, 
Si he buscado en tantas bocas 
El dulce sabor de tus labios 
Y solamente me ha quedado 
El amargo sabor de saber 
Que no eras tu quien me estaba besando. 
Si tus caricias son la brisa por la que me dejo llevar, 
Si te has convertido en parte entera de mi ser 
Y en tus manos una y otra ves me vuelvo a perder. 
Te estoy pensando 
Y no puedo ocultarlo, 
Te estoy extrañando 
Y no puedo negarlo, 
Te estoy amando 
 Y ya no se como evitarlo.

A ti

Llevo la esencia de tus labios en los mios y ni siquiera te he besado, 
siento el roce de tus manos por mi piel y ni siquiera me has tocado... 
No sé si algún día pueda abrazarte y reír, 
no sé si algún día pueda despertar a tu lado, 
pero guardo la esperanza de poder estar junto a ti, 
morir cada noche entre tus brazos, 
y revivir por la mañana con tus besos. 
Quisiera ser en tu vida algo más que un deseo, 
algo más que una fantasía, algo más que un pasatiempo. 
Quisiera ser en tu vida, tu alegría y tu pensamiento. 
Hoy te amo, te amo en silencio, 
esperando el día que veas más allá de mis palabras, 
más allá de mis te quiero...

Amar... vale la pena.



El riesgo que se corre al amar, es la traición, la desilución o el no sentirse amada, vivir tal vez angustiada... El riesgo de amar es... Vibrar con su presencia, llenarse de su esencia, sentirse extasiada al sentir su mirada enamorada posarse en ti... Llenarte de alegría, de risas sin sentido, de sueños compartidos volando en la inmensidad... Sintiempo ni espacio, sin preguntas, sin porques, disfrutando la empatia de dos almas fusionadas... No son válidas las razones, ni hay explicación, solo se que el amor me hace vibrar, soñar, existir, sentir intensamente. Mis ojos quieren contemplarte, mis manos tiemblan al estrechar las tuyas, recorre mi cuerpo un cosquilleo, me invade la emoción, mi voz entrecortada proclama cuanto te amo, por estar un minuto entre tus brazos, no importa cuantos intentos, no importa cuantos fracasos puedan suceder, por amarte y verte sonreír vale la pena intentarlo todo... después... nada importa, porque ya habré aprisionado en mi corazón los minutos que a tu lado me hicieron feliz.

Ya no seré la misma

Ya no seré la misma…
Esa que ayer te esperaba,
Resplandeciente de alegría
A la hora de tu llegada.
Dulce, suave, tierna
A tu cuerpo me aferraba,
Sedienta mi boca te besaba,
Ansiosas mis manos te acariciaban.
Aspirando el dulce aroma
De tu piel, alucinaba.
Besos, profundos besos
En tus brazos tiritaba.
Enloquecido mi cuerpo
Sensaciones desbordaba.
Imágenes fantasiosas
Por mi mente deliraban.
Con la magia de tus caricias
Mi cuerpo idealizabas.
Hiciste más suave mi piel
Mi cuerpo y mi ser,
A tus manos se amoldaban.
Surcaste miles de senderos
Con el fuego de tu lengua y labios
Me hiciste perder los sentidos
Hasta desfallecer en tus brazos.
Ya no seré la misma…
Tu corazón me ha sentenciado
Ya las diosas no me envidian
Sino… se burlan de mi fracaso.

Duele el silencio

Hoy me siento vacía sin ti, como si todo lo mío se hubiera ido, no sé si algún día te volveré a tener, eso no lo puedo saber, pero seguiré aquí porque yo no sé huir, afrontaré aquí mis realidades, tengo que hacerlo, tengo que intentar derrotar mis adversidades. 
Quisiera voltearme a la realidad, deseo con todo mi ser, dejar atrás ésta soledad, pero para donde sea que veo solo encuentro tristeza, todo está igual, todo lo que cada día tenía al despertar, ahora está triste junto a mi soledad. 
Hoy no brilló el sol como a diario lo hace, parece que también estuviera triste, y prefiere no hacerse notar, está decidido a no brillar, hoy no escuché cantar a los pájaros por la mañana como cada día, hoy no hay viento y no quiere soplar, los árboles no se mueven, tal parece que permanecieran quietos esperando a que yo les hable para que ellos puedan responder, hasta las nubes parecen no tener ganas ni de tapar el sol, solo están ahí, lejanas, lejanas como mi pensamiento, como mi cuerpo, como mi corazón y mis ideas.
Debo notar que me quieren, pues siendo ellos lo que cada día compartían mi felicidad, ahora se unen conmigo, respetan mi soledad...
Nunca imaginé cual vacía sería mi vida sin ti, y aunque sigues existiendo en algún sitio, hoy no estás aquí, conmigo a mi lado, hoy no escuché tu voz, ¡ya ves! te lo dije… por eso no me quería enamorar, aunque si empezara de nuevo te volvería a amar igual, no importando que supiera el sufrimiento que me pudiera causar, es lo difícil de un gran amor, así como se disfruta intensamente y un día me sentí con fuerza de hacer todo en la vida, así ahora me siento sin ganas, en silencio y con muchos deseos de llorar.
Pero he aprendido algo de todo esto: aprendí a amar, aprendí a crecer, aprendí a caer, y aprendí que se tiene que tomar con fuerza lo que se consigue en la vida, porque cuando menos lo piensas, te sueltas y solo consigues caerte y dejar muy lejos, lo que un día tenías tan cerca.
Hoy me siento vacía sin ti, porque apenas ayer te perdí y es más difícil saber que tú, estás igual por mí, que nos separa una gran distancia que antes no era nada, pero, que con un enojo ahora se convierte en interminable… tal vez si te tuviera cerca todo se resolvería sin palabras, porque entre tú y yo sólo se necesita un beso para convertir lo imposible en ¡maravilloso!
Hoy me siento vacía sin ti, quiero tenerte conmigo para ser otra vez feliz. 

Devuélveme la vida

Devuélveme la vida, porque sin ti estoy vacía... 
devuélveme los sueños, las alegrías... 
Devuélveme el amor, el alma mía... 
devuélveme los besos, las caricias... 
devuélveme mil noches de pasión y de locura, 
donde te entregué mis ansias y mis dudas; 
mi cuerpo y mi corazón... 
Devuélveme amor la razón; 
porque sin ti, nada soy... 
Devuélveme mi piel, 
que se fundió a la tuya, por amarte tanto... 
Desesperadamente te grito... 
¡Devuélveme la vida! 
Porque sin ti, amor, estoy perdida.

Ese hombre

Ese amor que me anima
Que me ayuda y me abriga
Que me toma del brazo
Si ve que pierdo el paso
Que me escucha en silencio
Cuando le quiero hablar
Y confía en mi tanto
Que no sabe dudar
Que lucha cada día
En este mundo duro
Por calmar mí presente
Y hacer claro el futuro
Que conoce mi cuerpo
Como si fuera el suyo
Y me lleva con él
Como segunda piel.

Ese amor es mi hombre
Es mi amante sincero
Es mi amigo del alma
Mi mejor compañero
Ese amor es mi hombre
Y yo soy su mujer
Dos mitades de un todo
Como tiene que ser.

El vibra con mis cosas
Como si fueran suyas
Y no deja que nadie
Ni nada las destruya
Y celebre mis triunfos
Sin llorar mis fracasos
Y aleja mis temores
Si me envuelve en sus brazos.
Ese amor que trabaja
Mientras yo me cultivo
Y que dice lo nuestro
No lo tuyo y lo mío
Y no acusa que el tiempo
Ya se queda en mi piel
Y me ama con las fuerzas de la primera vez.

Ese amor que me acepta
Sin quererme cambiar
Y anda siempre intentando
Cómo hacerme cantar
Ese amor que no invade
Mis jardines secretos
Y me da mi lugar
Con ternura y respeto.

Espinas y rosas

Cuando son espinas y no rosas, cuando son promesas y no realidades, cuando son problemas y no felicidad, si veo tinieblas y no claridad, me ahoga el llanto y la desesperación porque dí siempre lo mejor y hoy, que necesito un hombro en quien apoyarme, alguien en quien confiar, solo te encuentro a ti, mi amiga soledad...

Te temo porque nunca te abrí mi corazón, porque entre humo y mentiras e historias fingidas, forme mi mundo irreal, frente a frente decidí hablarme, amarme, quererme, desenmascararme... ¿y porqué no? Mimarme...
Levanto mi copa de felicidad, frente a ti mi amiga soledad, me visualizó en el espejo, decidida a verme como soy, tal cual, y como me gustaría ser, no temo a mi verdad, me acepto, me amo, porque hoy es un día especial; es el día de enfrentarme a mis miedos, vergüenzas y desconsuelos. Reconozco mis triunfos, logros y éxitos. 
Hoy seguiré con mi camino y lo haré por los senderos que crea que son los mejores, me limitare a vivir, sin importar "el qué dirán", porque todos esos que critican, cuando necesitamos apoyo NO están y, siempre nos encontramos... con nuestra amiga soledad.

Te regalo

Te regalo mis fuerzas para que continúes tu camino, hasta alcanzar tu meta... Te regalo mis brazos para cubrir tu cuerpo y darle calor cuando sientas frío... Te regalo mi ser para que nunca más te sientas solo... Te regalo mi vida y mi corazón, que late aceleradamente cada vez más por ti... Te regalo mi mirada para que te cuente mis secretos... Te regalo mis labios para humedecer los tuyos cuando tengas sed... Te regalo mi espíritu que fortaleciste un día con tus bellas palabras y tu compañía... Te regalo mi esperanza y fe para que tus sueños sean una hermosa realidad... Te regalo mis te quiero, mis te amo para recordarte que vives en mi corazón... Te regalo mis versos, que solo hablan de ti... Te regalo el mes de abril para emprender el vuelo hacia un nuevo cielo, donde algún día las estrellas nos contemplaran celosas y la luna cómplice de nuestros sueños sonreirá al ver la unión del mar con el cielo... Te regalo mis minutos y segundos, mis sentimientos y pensamientos... Te regalo todo amor, sin ti, ya nada quiero.

Hombre de mentira

Yo sí muero de amor, amargo amar mío. Muero de ésta congestión de besos que se me acumulan en la boca, y se me pudren en los labios por no poder ser repartidos en cada pedacito de tu piel. Muero por el exceso de aire que cada suspiro me deja en el pecho; puedo sentir como cada bocanada de recuerdo me rompe el corazón y los pulmones. Muero de coraje y de ira porque cada paso me aleja más de ti. Muero por falta de sentido y de dicha; muero como una hoja en un otoño café y amarillo, un ámbar de recientes pesadillas, siempre por dentro, siempre; mis venas pierden tu humedad y tu aire, tu fuego y tu tierra. Todo nacía de ti y es hora de pagar el justo precio del pacto.
Muero como mis manos que se marchitan por esas caricias que nunca más podré darte; muero como mis esperanzas de poder vivir a tu lado. Y sufro de éste cáncer que se ha vuelto la soledad sin tu alma. Muero del amor que se estanca y se hace veneno; muero con mis fantasías que llenaste con tu nombre.
Y eso es lo que debo hacer… morir. Matar el tiempo del que tanto hablabas, el cual decías que mostraría la verdad, y hoy la vi; tú ocupas tus labios en otros besos y en otros “te amos”; mi “te amo” sigue intacto, aguardando a la persona que me lo arranque con un beso. Debo morir en el pasado, donde no recuerdo más que dolor y tristeza y gracias por haberte llevado esas dos adicciones y por haberme hecho escribir hermosamente triste por un momento. Lo que tú decías yo sí lo sentí… me enseñaste que las palabras en tu boca suenan más que mágicas, pero aunque quisiste ocultarlo comprendí, que son mejores las palabras que se callan pero se sienten en el corazón. Siempre has de ganarme discutiendo… el arte de tu boca no sólo se trata de la delicia de tus besos; pero hay algo que me queda de consuelo, yo sí tengo un corazón con sentimientos. Ahora debo morir… arrancarme el corazón lleno de tus fantasías y fantasmas hábilmente tejidos. Y me desclavaré el alma con un TE AMO falso para un hombre de mentira, que vertió en mí el mismo veneno que alguien más le dio a probar... y por el cual decía que lloraba por el dolor de la toxina.

Del baúl de los recuerdos

No es que te siga amando,
Pero te necesito para tener presente
Siempre,
Al hombre que he de amar,
Inmensamente.
Será él como sacado de tu ficción,
Pensará como tú hablas,
Sentirá como tú escribes;
Será él como sacado
De tus encantadoras mentiras;
Pondrá en los besos su ser,
No los dará por miedo
A que se le pudran en la boca.
Dirá “Te amo” desde su alma.
Hablará de las cosas que no piensas,
Será un hombre auténtico,
Sin ese deseo de ser original,
Sin pretender ser noble y honesto.
Será él mismo sin aparentar.
No dirá “te quiero” por no estar solo,
Ni por taparse los huecos del pasado,
Ni por costumbre macabra.
Amará sintiéndolo en serio,
No por coleccionar lágrimas
De corazones rotos por su nombre.
Lo que lea le hará hervir la sangre,
No lo usará para mentir mejor,
Con sentido, lógica y razón.
Sus alas serán reales y su vuelo más,
No de remiendos de hipocresía.
Hasta como amigo sabrá tratarme,
No me verá como algo conveniente.
Hasta su desamor sabrá a gloria.
No es que te siga amando,
Tú nunca me dejaste hacerlo.
¿Cómo amar una máscara,
Una mentira y una ficción?
Sería como amar una flor pintada,
Sin más perfume que su pintura,
De color vistoso pero muerto.
Lo que sí amo es lo que finges ser,
Tu ingenuidad amaestrada,
Tu mirada educada;
Tus besos que parecen llenos de todo,
Que en verdad son la nada maquillada.
Pero debo agradecerte que me mostraras,
Con tus engaños y mentiras,
Cómo ha de ser el hombre que me llene.
Si tú lo pudiste inventar,
Entonces ha de existir…
No te cansas de copiar lo que crees genial.
Sólo dime…
¿De dónde sacaste el disfraz?
¿De quién copiaste el antifaz?
Necesito conocer su origen para poder amar;
Tengo tantos poemas por inventar,
Tantos besos para dar,
Y tantas ganas de mostrarle mi "amar".
No te culpo y ya no te odio…
Ha de ser un infierno no tener cara propia,
Y tenerse que adornar para no estar vacío.
Pero te lo suplico… te imploro,
¿Dónde he de buscar a mi amar?
No al amor como palabra que me fuiste,
Si no a mi amar que será mi acción
Constante, eterno y muy mío.

Comenzar

Siento ese vacío en el estómago que se siente cuando vas a aventurarte en algo nuevo, el miedo a no poder hacerlo y a su vez, esa sensación de mariposas en el estómago que te hacen sentir esperanzada, creyendo que todo saldrá bien y, francamente, yo creo que así será, siempre me he repetido que esa es la clave de todas las cosas, me repito este mantra siempre que quiero hacer algo, sólo hace falta querer algo, desearlo de verdad y decidirte a hacerlo para que las cosas sucedan.
Me angustia pensar que quizá me perderé momentos importantes en la vida de mis hijas, que quizá no asistiré a algunos festivales, pero también estoy segura de que todo esto es sólo momentáneo, ellas son fuertes, a veces pienso que más fuertes que yo, porque son capaces de levantarme, aún con toda esa carga que llevo a cuestas, ellas me dan fuerzas siempre, no se cómo lo hacen pero lo adoro.
Sé que se adaptarán, sé que comprenderán que mami trabaja, que mami estudia, que mami hace todo esto por ellas y por ella misma, sé que van a entender que hago todo esto para evitar recaer, que necesito mantenerme ocupada, pero ocupada haciendo realmente lo que me gusta, retomando mi vida, ahí donde la dejé tirada aquella vez.
Sé que tengo un esposo maravilloso, que es siempre mi pilar, mi fuerte, mi ansiolítico personal, siempre aquí para mí, siempre dándome ánimos, siempre dándome confianza, siempre haciéndome sonreír...
Gracias, cariño, tú me has enseñado que siempre hay esperanza, ¡que yo puedo!
Ya he empezado el camino cuesta arriba, ¡y vaya que cuesta!, pero es maravilloso vivirlo con ellos, para ellos, para mí. 


Todo estará bien. Confío en mí.

El comienzo de la lucha

Por primera vez me permito hablar de esto así.
He vivido durante casi 7 años en depresión y hasta hace poco, ni siquiera lo sabía. 
Sabía que había cosas que me dolían, que habían pasado circunstancias difíciles y que sin lugar a dudas me habían marcado para siempre, pero de eso a saber que lo que tenía en verdad era depresión, fue muy difícil verlo, muy difícil aceptarlo y mucho más difícil aún fue pedir ayuda.
Ahora sé que esto no se arregla diciendo, hoy me voy a levantar de la cama y voy a hacer lo que tengo que hacer y ya, no pasa nada, NO, así no se termina la depresión, sin embargo, darte cuenta que vives con ella y despertarte y decidir VIVIR, es el primer paso para ir dejándola atrás poco a poco, o aprender a convivir con un poco de ella, no es 100% destructiva, tal ves a veces sea bueno conservar un poco de ella, conservar un poco de dolor, a veces es muy difícil desprenderse de él, sobretodo cuando te recuerda a alguien especial. 
Así que lo realmente importante es convivir con tu dolor, pero no que tu dolor te domine, no que te tumbe, no que te haga desear no estar viva, no que te quite las ganas de hacer las cosas, no que te haga sentir que SOBREVIVES, sino sentirte VIVA realmente, aún con él a cuestas y que no signifique más que un recuerdo, algo que ya paso y que aunque duele, no destruye.

jueves, 17 de marzo de 2016

Te voy a decir algo:
Mi vida se alistó hace rato para hacer maletas
y no será el viento quien me lleve.
Me iré sin temor, sin detenerme:
por una boca que esté lista,
por una piel que esté dispuesta,
por otras ansias que estén al tope.

lunes, 14 de marzo de 2016



Tengo la convicción de que no existes
y sin embargo te oigo cada noche,
te invento a veces con mi vanidad
o mi desolación o mi modorra.
Del infinito mar viene tu asombro,
lo escucho como un salmo y pese a todo
tan convencido estoy de que no existes
que te aguardo en mi sueño para luego.
A veces pasa que sientes que no puedes más, miras a tu alrededor y ves a la demás gente andar como si todo les saliera bien, como si no tuvieran problemas y todo fuera perfecto, pero tú sabes que no es así, que siempre hay problemas, que todos los tenemos, pero hace falta que aprendamos a verlos de la manera correcta, como lo que son, cosas que ya están y que pueden o no, tener una solución. Relájate, aún en medio del caos, porque sólo de este modo conseguirás tener una solución. Cuando estamos tensos no vemos las cosas clara mente, hacemos, como dicen, una tormenta en un vaso de agua.

sábado, 5 de marzo de 2016




Y todo esta discrepancia 
con lo que debiera ser, 
es por que se ha vuelto loca
nuestra forma de querer; 
nos odiamos con amor 
y nos amamos con miedo, 
nos herimos de matarnos 
y después nos consumimos 
con el alma y con los labios.